lunes, 9 de enero de 2012

2012 : año bisiesto


Acaba de comenzar 2012 y todos nos afanamos por cambiar nuestros calendarios. Comenzamos a ver en qué día de la semana caerán nuestros cumpleaños, buscamos como encajarán las vacaciones y los puentes (aunque estos últimos son más difíciles de averiguar este año), y muchos hemos dado cuenta de que el 2012 es año bisiesto. Todos sabemos que un año bisiesto es aquel con 366 días en lugar de 365, y que ese día de diferencia se establece el 29 de febrero. Lo que no es tan popular es saber desde cuando se produce este cambio y sobretodo a qué se debe.


Los años bisiestos tienen una explicación; un año realmente dura 365 días y unas 6 horas, es por ello que si no existiesen los años bisiestos se produciría un desfase. Este desfase haría que nuestro calendario no coincidiese con las estaciones, y que al cabo de unos años éstas serían totalmente diferentes a como las conocemos ahora.



Es por ello que, una vez cada 4 años, se le añade un día más a nuestro calendario, y esto se hace en el mes en el que menos días hay : febrero. No es una cuestión que se haga al azar, sino que es consecuencia del cálculo que se realiza en relación al solsticio de invierno. Este cambio se lo debemos a Dionisio "El pequeño",  un monje de Turquia que en torno al año 200 d.C. halló la diferencia existente entre nuestro calendario y el tiempo real. Es por ello, que una vez cada 4 años añadimos un día más a nuestro calendario.


1 comentario:

  1. ultimamente con las estaciones no coincide nada!

    ResponderEliminar